NATURALEZA

No somos los únicos habitantes de esta tierra, pero sí la única especie que ha llegado a iponer en riesgo el equilibrio natural.​ 

Con mi trabajo dedicado a la vida salvaje, quiero concienciar sobre ello.

​​

“La senda de los elefantes” es un nuevo proyecto. El elefante representa la vida salvaje y su habitat. Poderoso y familiar, pero frágil a la vez, y perseguido por el valor de sus colmillos.

 

Es un grupo escultórico formado por una fila de elefantes a tamaño real. Mi objetivo, tal como mis piezas son concebidas como itinerantes, es que recorran lugares, y que proyecten con su presencia y sus sombras cambiantes, el mensaje de que no podemos esperar más.

1/13