ISLAS

El aislamiento protector de una isla, escudo contra el agresivo devenir de la vida moderna.

Siendo yo de interior, siempre tuve esa sensación cuando viví en una isla. Mi primera pieza fue ideada como recipiente para pequeñas plantas. Una versión propia del Penjing, Bonsai o Saikei.

Después diseñé otras islas, particulares en su forma y topografía.

Hasta que finalmente llegué a esa otra isla, esta vez conocida por su actividad frenética

y el perfil de sus edificios: New York City.

Los contrastes de una gran ciudad, donde el individuo se convierte en isla frente a la multitud.

1/15

Si quiere ver más imágenes de las piezas: